Le llenaron su cafetal de fosas clandestinas

Cinco cuerpos inhumados clandestinamente fueron hallados en Ixtaczoquitlán; Colectivos y Fiscalía siguen buscando.

IGNACIO CARVAJAL/IXTACZOQUITLÁN
Hace unos días, un campesino que recorría las guardarrayas de su cafetal en Ixtaczoquitlán, se topó con unos hundimientos irregulares.
Al rascar uno comenzó a sospechar de que se trataba de algo malo.
Al rasquetear un poco más, su sospecha se hizo real y se quedó helado.
Apenas se percibía el aroma a carne putrefacta que salía del subsuelo.
De inmediato se puso en contacto con las autoridades locales, y estos le sugirieron comunicarse con algún colectivo de búsqueda de personas desaparecidas, que han cobrado notoriedad en la zona porque ya se especializaron en rastrear fosas.
Desde entonces, el campesino y su familia han recibido el acompañamiento de Araceli Salcedo, líder del colectivo Familias de Desaparecidos Orizaba-Córdoba, quien les recomendó darle parte a la Fiscalía General del estado y a la Comisión Estatal de Búsqueda.
En las primeras visitas al predio, ubicado en una zona montañosa de la comunidad de Campo Grande, Salcedo constató que efectivamente había las condiciones idóneas para fosas clandestinas.
El pasado jueves, un grupo de fiscales, policías y miembros de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas llegaron al lugar, y confirmaron el hallazgo de cinco puntos positivos en los que hay restos humanos que fueron inhumados clandestinamente.

DESCONOCEN EL NÚMERO
DE FOSAS CLANDESTINAS
Hasta ahora se desconoce el número de fosas que puede haber en la zona, es necesario el arribo de personal especializado con perros entrenados para que recorran todo el cafetal del campesino que horrorizado ha recibido las últimas noticias.
El hombre no sabe nada de cómo fueron a parar esas fosas a su predio, lo más probable es que los delincuentes hubieran llegado en la noche armados de picos y palas para sepultar a sus víctimas, amparados por la densidad del follaje de los cafetales.
El lugar está muy cerca de la cabecera de Ixtaczoquitlán, sitio donde se han dado numerosas desapariciones violentas, la mayoría con tintes para desaparición forzada.

DESAPARECIDOS
La última y la más impactante, la desaparición de siete comerciantes de ese municipio, que en octubre de 2020 cumplen dos años ausentes.
Son Joel Reyes Flores, Ricardo Montesinos Nuñez, Daniel García Reyes, Humberto Gil García, Jorge Obet Reyes Flores, y el matrimonio formado por Jorge Alducin y Luisa Carrera Valdez.
Todos ellos fueron sustraídos de manera violenta de distintos domicilios de Ixtaczoquitlán presuntamente por agentes de la Policía Municipal. Por este caso hay dos oficiales detenidos, pero del paradero de esos comerciantes, no se sabe nada.
Además, están los tres chicos desaparecidos a las afueras del bar «Mexican Drinks», ubicado en Poniente 7, entre Sur 16 y 18.
Se trata de Miguel Ángel Hernández Guzmán, de 27 años; Edgar Isaías Aguirre Alvarado, de 28 años, y Ángel Esteban Balseca Fuentes, quienes están desaparecidos desde octubre de 2019.
Araceli Salcedo comentó que está solicitando más investigación para este terreno, y encontrar restos clandestinos de personas que estén desaparecidas, para darle tranquilidad a las familias que los están buscando.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*