Abandonan sus casas, escarban en busca de agua; así viven en Cosoleacaque desde que se municipalizó este servicio


Mari Alcalá/Cosoleacaque

Margarita un día se levantó afligida de su cama, van más de cinco meses que padecen de agua potable, y en su desesperación tomó un cavahoyos y se dispuso hacer un pozo.

A unos 100 metros de su casa, luego de escarbar por horas logró encontrar agua limpia, esto cerca de una escuela que realiza sus descargas de drenaje, con un pico y pala logró desviar esos residuos.

Entre el monte, donde está el pozo que ella misma realizó, colocó unas láminas viejas y palos. Y desde entonces acarrea agua hasta su hogar.

Y es que, vecinos de la colonia José F Gutiérrez se han valido de su creatividad para sobrevivir a la falta de agua potable en este año, pues señalan que jamás habían padecido de este servicio.

Yahaira, comenta que en la casa de sus padres, que son adultos mayores hay un pozo, pero el agua es sucia y apestosa, por lo qué idearon un filtro casero para purificar el agua, que consta de unos botes, una malla y  hules.

Otras personas, deben de acarrear en garrafones, cubetas y tambos de vecinos que amablemente no niegan el agua de sus pozos, pero ocurren accidentes, como le pasó a doña  Josefina, de 60 años de edad, que  acarreaba  en cubetas, resbaló y se lesionó el brazo, ahora va para la segunda cirugía.

Esta situación es estresante para las familias, algunas han abandonado sus casas, como la señora Concepción, que ha  dejado su humilde vivienda, porque tiene una hija en la escuela, y no hay agua para bañarse, lavar trastes, e ir al baño, que son las necesidades básicas.

Otras mujeres, toman a sus crías y van a visitar a sus familiares a los municipios cercanos como Minatitlán, ahí aprovechan para llevar la ropa sucia en bolsas negras y lavar la ropa, pues no saben para cuándo  llegará el agua, situación que jamás habían vivido, señalan.

Y así, son las diferentes maneras de vivir de los ciudadanos quienes aseguran que desde hace meses viven padeciendo. Y si la pipa del ayuntamiento pasa no se da abasto y los vecinos no alcanzan a llenar sus tambos.

Y acá otro problema, pues como no se padecía del agua, sus tambos son pequeños y  por ahora nos les alcanza para comprar tinacos que llegan a costar hasta Tres mil pesos y de esa manera poder almacenar el líquido.

Felipe, ocupa el taxi de trabajo para acarrear agua, y señala que creyó  que la municipalización  les beneficiaría, hizo su contrato en Cosoleacaque, pagó, y no tiene agua. Por lo que solicito al alcalde Ponciano Vázquez les escuche y de solución.

Fue a principios de año que el alcalde municipalizó el agua potable, y anunció la construcción de nuevos pozos, “Formalizamos la Municipalización de los servicios de suministro de Agua potable, con la firma y entrega recepción de las operaciones que correspondían a Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV), para que ahora sea administrado y operado por nuestro H. Ayuntamiento”, señaló el edil.

Y agregó que el objetivo era atender de manera directa los problemas de suministro del vital líquido y otorgar una mejor atención a las y los ciudadanos del municipio y que  resolvería este problema de desabasto del agua.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*