Historias contadas con la cámara móvil

📷Jehu Ramírez

Observando un poco hacia mi entorno me quedé pensando en lo afortunado que fui en haber llegado a una familia humilde y trabajadora, no me puedo quejar, lo tuve casi todo, excepto por los lujos innecesarios, pero nada me hizo falta.

Claro está que no todos tenemos la misma suerte, hay quienes desde a muy temprana edad tienen que ganarse el sustento cotidiano.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*