“Lo dejamos en mano de la ley”, familiares exigen justicia por el asesinato de la pequeña Roxana en Hidalgotitlán

Mari Alcalá/Hidalgotitlán

En un ataúd blanco, rodeada de flores y sus juguetes favoritos, velan a la pequeña Roxana, víctima de cuatro años de edad asesinada en una emboscada cuando viajaba con su padre, en el municipio de Hidalgotitlán, al sur de Veracruz.

Los hechos ocurrieron el pasado martes, alrededor de las 9:30 de la noche,  Roxana acompañó a su padre a una vulcanizadora a  la comunidad de Arroyo La Palma.

Cuando iban de regreso a su rancho en la congregación de Sanchez Taboada fueron emboscados por pistoleros.

Los pistoleros tenían como objetivo asesinar a Jorge Vazquez, empresario y contratista, muy conocido en la zona.

Una vez emboscados, los pistoleros rafagueron la camioneta, más de 30 disparos realizaron. Al parecer, los sicarios no se percataron que la niña iba en el asiento del copiloto.

La niña recibió tres disparos, uno de ellos, en la cabeza, mientras que Jorge Vázquez, su padre, una bala  le alcanzó en el brazo.

La familia cuenta que Jorge Vázquez logró acelerar y escapar en la camioneta, “sintió el impacto y siguió andando, nos habla y ya fuimos en auxilio, pero la niña ya venía sin vida”, relatan.

Minutos  después, ya a salvo en el rancho Los Arbolitos ubicado en la comunidad de Sanchez Taboada, confirmaron que la pequeña no traía signos vitales.

Roxana era la niña mayor de Jorge y Mirian, una pequeña sin malicia, alegre, estudiante del Jardín de niños, su asesinato consternó al sur del estado.

“A lo mejor nosotros como adultos arrastramos un pecado más grande, pero la bebé no tenía nada que ver en esto”, expresan los familiares.

Jorge Vázquez, herido de bala en un brazo,  despide a la pequeña Roxana, al lado de su esposa y otra pequeña de meses. El único sentir de la familia es exigir justicia y que las autoridades den con los responsables.

De Minatitlán a la comunidad de Sanchez Taboada son dos horas de camino, las carreteras están  angostas y solitarias. La gente se dedica al ganado, al campo. Jorge además era empresario, perteneciente a la CROC.

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez dio a conocer que ya hay una línea de investigación para las dar con responsables, y que va haber  justicia por el asesinato de la niña.

El alcalde de Hidalgotitlán Javier Valladares dijo en entrevista que esto no afecta la seguridad del municipio, que el ataque es causa de un conflicto entre grupos.


En el rancho “Los Arbolitos” se encuentra cerca la iglesia de San Antonio, ahí se realizará la misa para darle el último adiós a la pequeña Roxana, y posteriormente partirán al panteón en la comunidad de Sanchez Taboada a unos 15 minutos.

La familia exige justicia para que este terrible crimen, que  sea investigado, y el asesinato de la pequeña Roxana no quede impune, “lo dejamos en manos de la ley, nosotros no somos nadie para hacer justicia por nuestra propia mano”, concluyen.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*