Autopsia pone en duda que Jibraham asesino a su familia

Alcalá Rosas /Coatzacoalcos, Ver.-

Las primeras pesquisas de la autopsia ponen en duda que Jihabram hubiera asesinado a su familia.

La tragedia habría  ocurrido el jueves 28 de enero, cuarenta y ocho horas antes de que los cadáveres fueran hallados al interior del domicilio.

La familia Díaz Toscano vivía en una de las casas del  fraccionamiento Soto Inés en Minatitlán.

En la habitación fueron encontrados, botes de espumas vacíos y que presuntamente fueron utilizados para  incendiar el colchón de una de las camas.

Jibraham Farid Díaz y su esposa, Gretel Toscano,  tenían cinchos alrededor de sus cuellos, por lo que se surge la versión de que  fueron asesinados.

Mientras que el cadáver del menor no presenta señales de violencia, y se determinó que murió intoxicado al respirar el monóxido de carbono provocado por el incendio.

Sin embargo, aún con estas nuevas pruebas las autoridades no dejan de un lado la primera línea de investigación, en donde presuntamente  Jihabram asesino por celos a su esposa e hijo y luego se suicidó.

Las autoridades localizaron una libreta en donde presuntamente Jihabram escribió sobre la constante lucha que tenía para dejar las drogas, y junto al escrito un dibujo que simula una persona  ahorcada.

Otras líneas de investigación fueron descartadas, como un problable robo, ya que los objetos de valor se encontraron en su lugar, así como los vehículos de la pareja.

Este caso a conmocionado al sur de Veracruz, se sabe que vienen peritos de Xalapa para realizar trabajos de investigación que ayuden a esclarecer las muertes de la familia Díaz Toscano.

Mientras tanto los familiares han decidido que los cadáveres serán sepultados en lugares diferentes, madre e hijo en Xalapa y  Jibraham en la Ciudad de México.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*