Por México, a pesar de la diversidad.

PUNTO Y COMA.

Por México, a pesar de la diversidad.

Por Yair Ademar Domínguez.

Uno puede estar a favor o en contra de algo o de alguien. La diversidad es parte de la naturaleza del ser humano. Biológicamente no existe una persona igual a otra. Aún los gemelos o siameses, por mucha coincidencia biológica, siempre uno se distingue del otro por algo en particular. Las diferencias nos acompañarán siempre, lo mismo en el ámbito familiar que en el social ¡y ni se diga en el político! Quien no entienda esto difícilmente podrá interrelacionarse personal y socialmente.

¿Se ha preguntado usted por qué los partidos políticos se llaman así ‘partidos’? Justo por eso, porque son una parte del conglomerado social, una parte de la comunidad. Intentar meter a todas las personas en una sola bolsa, en un solo cajón, es un error fatal. Tenemos que aprender a vivir en la diversidad, en este entendido de que cada ser humano es único e irrepetible. Y justo ahí, en esa diversidad, se encuentra la riqueza del ser humano y de las sociedades que conformamos.

Las coyunturas que está viviendo nuestro país nos obligan a pensar de esa manera, a buscar más las cosas que nos unen que las que nos dividen. Podemos estar de acuerdo o en contra de algo, pero hay cosas fundamentales, torales, en las que debemos coincidir, por el bien de México. ¿Quién quiere que a México le vaya mal? ¿Quién ha estado de acuerdo en el robo y el saqueo de otras épocas? ¿Quién quiere que solo unos cuantos sigan siendo los privilegiados?

Más allá de partidos y colores, más allá de posturas e ideologías, más allá de filias y fobias, los que verdaderamente amamos a México, los que tenemos aquí a nuestras familias, los que le hemos apostado a este país, queremos que le vaya bien y eso nos hace coincidir, más allá de nuestras posturas políticas, ideológicas o de partido.

Y Veracruz, lo recordaba hace algunos días el Secretario de Gobierno Eric Cisneros Burgos en la ceremonia conmemorativa del 160 aniversario de Los Tratados de la Soledad en Soledad de Doblado, ha sido un estado estratégico en los acuerdos que han construido nuestra nación.

El primer gran acuerdo que fue la abolición de la esclavitud en 1631 en el municipio de Yanga. El segundo fue el que dio independencia a México, alcanzado con los Tratados de Córdoba. El tercer fue el de Soledad, en donde se defendió la soberanía nacional. El cuarto gran acuerdo formalizado fue el del presidente Benito Juárez con la promulgación de las leyes de reforma en el puerto de Veracruz y el quinto consumó el gran anhelo de tierra y libertad, alcanzada con la Reforma agraria y promulgada por el presidente Venustiano Carranza en el puerto de Veracruz.

En pocas palabras, la historia de los grandes acuerdos en el país ha pasado por Veracruz. Y hoy desde aquí se ha respaldado el proyecto de transformación que ha iniciado el jefe de las instituciones del país.

Tiene razón el encargado de la política interna, Veracruz ha estado presente siempre en los grandes momentos históricos en que se ha construido la grandeza de nuestro país. “Los veracruzanos sabemos estar del lado de México, porque Veracruz es tierra de grandes acuerdos, no de desacuerdos”, sentenció.

En política suele decirse que “si le va mal al presidente le va mal a México”. La frase aplica para un gobernador o para un alcalde. Nadie quiere que le vaya mal a los gobernantes sea del nivel que sea, porque si ellos hacen mal las cosas los que pagamos somos los del pueblo. Pasa lo mismo en casa, ¿qué hijo quiere que el padre se quede sin trabajo, que vaya a menos, que se vaya a la ruina o en bancarrota? Lo mismo con sus decisiones, cada paso mal calculado será en detrimento de la comunidad familiar.

Por eso el llamado de ese día en Soledad de Doblado de defender la transformación emprendida por nuestro presidente con entereza y determinación. “Hoy, conservadores, enmascarados, disfrazados de justicieros, buscan confundir y sacar provecho a costa de lesionar la institución presidencial. No van a conseguirlo. Desde la tierra de los Tratados de la Soledad, que impidieron la intromisión de intereses extranjeros, lo decimos de nuevo claro y fuerte: como veracruzanos tenemos el valor de defender la transformación emprendida por nuestro presidente con entereza y determinación”, expuso Cisneros Burgos.

Aquí no se trata de un color o de un grupo político, se trata de México, esta gran nación que es nuestra casa común.

*Comentarios: Facebook Yair Ademar Dominguez Twitter @YairAdemar*

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*