Salvaguardar la vida es el principal objetivo de un paramédico

Mari Carmen Rosas/Cosoleacaque, Ver.

El 24 de Junio se conmemora el Día Internacional del paramédico,conoce algunas experiencias que han marcado la vida de algunos elementos.

José Daniel Pérez Pérez, «Me gusta ayudar a mi prójimo caído en desgracia, saber que estamos haciendo algo sin esperar nada a cambio, algo de corazón, me llena de satisfacción».

José Ramos es paramédico y conductor, «ser rescatista  es algo diferente a cualquier trabajo, la adrenalina corre por mis venas,  manejo la ambulancia a 110 km/hr para llegar a salvar una vida, a veces me pongo  triste cuando llegas y ya estan en código negro( muerto)».

Recuerda,»una experiencia que me ha dejado triste fue el día que murieron en un accidente  tres integrantes de una familia (Papá, mamá y una niña), la única que sobrevivió fue  Sofía de 9 años de edad, me toco llevarla hasta Tlaxcala»

Esta familia venía de Cancún de vacaciones.

En contingencia del Covid 19, los y las paramédicos realizan traslados de casos sospechosos, exponiendo su vidas y la de su familia al llegar a casa.

«Ahora con las pandemia mis compañeros y yo hemos trasladado muchos pacientes sospechosos de COViD-19, y los familiares de ellos  nos dan las gracias, hacen oración  pidiendo a Dios por nosotros, que exponemos nuestras vidas por ayudar a los demás y esa sensación es bonita», Gabriel Ramos.

Las mujeres no se pueden quedar atrás y en el equipo de paramédicos se puede ver a  Roxana Santos Gómez.

«La razón por la cual entre a la Cruz Roja fue por qué tuve un familiar muy enfermo y desde ese día me prometí ayudar a disminuir el sufrimiento humano».

«Y si volviera a nacer, volvería a seria un paramédico  porque no hay nada mas bonito que recibir esas sonrisas de agradecimiento,  ver la cara de satisfaccion de nuestros compañeros cuando logramos salvar una vida. Es un orgullo portar nuestros uniformes».

Fidel Arrazola,  director de PC añade, «Es gratificantes que después de hacer tu máximo esfuerzo  ves que aún hay posibilidades de que se salve».

Así que el día que veas a un paramédico sonríe y muestra gratitud  nunca se sabe que día puedes  necesitar de uno, y ellos harán lo necesario por mantenerte con vida.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *