Pese al COVID-19, en Playa Vicente le hacen fiesta privada en bar a hijo de alcalde panista

Pese al COVID-19, en Playa Vicente le hacen fiesta privada en bar a hijo de alcalde panista

Agencias/Playa Vicente

 

 

Mucha molestia entre empresarios del ramo del entretenimiento en Playa Vicente, pues mientras la mayoría de los bares tiene que permanecer cerrados a consecuencia del COVID-19, solo el bar «Don Vicente» está abierto para deleite de empleados del municipio y que se ponen unas farras patrocinadas por el hijo del alcalde.

Tal como pasó este fin de semana, donde el hijo de Gabriel Álvarez, Gabo Junior, se puso una buena parranda para celebrar el regreso de la nueva normalidad, luego de tantos días de cuarentena.

La fiesta privada se realizó en el bar Don Vicente, ubicado en la zona centro de Playa, que es propiedad de Jair Villar, jefe de escoltas del alcalde de Playa Vicente, un ex federal de caminos.

Villar además de contar con un bar para la concurrencia de los adinerados de Playa, es encargado de cuidar las espaldas al alcalde y a su hijo, así como de organizarle las parrandas.

Fragmentos de la parranda en el bar citado,fueron subidos a redes sociales en Playa Vicente, en las redes sociales de Violeta Márquez, también una junior de Playa, donde esto despertó la molestia entre los dueños de otros negocios, pues ellos tiene prohibido abrir, mientras al hijo del alcalde si le celebran sus pachangas para que agasaje a sus invitados.

Entre las celebridades de Playa Vicente que fueron a esa parranda estuvieron hijas e hijos de ex presidentes municipales, primos del junior, sus amigos, los Benítez, así como Jamilet López López, la síndica del municipio, quien se sabe ha sido promotora abierta de los negocios del alcalde Gabriel Álvarez López, como la pavimentación con concreto hidráulico que se realiza en la entrada principal a Playa Vicente, y que hace la constructora del edil, y que causalmente incrementará la plusvalía del mini fraccionamiento del alcalde panista, pues pasa frente a su entrada, así como a la de sus nuevos terrenos, ahí en la salida a la carretera Palomares-Tuxtepec.

«Sabemos que Don Vicente abre normal, y cierra a las diez de la noche, como todos los demás bares, pero lo que pasa es que se encierran, bajan la cortina, y adentro el ambiente sigue, en este caso, para alegrar al hijo del alcalde, lo que no es justo porque si lo hacemos, nos multan», dijo un propietario de bar bajo anonimato.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *