Los indigentes, los olvidados desde antes de la pandemia

Mari Carmen Rosas/Minatitlán, Ver. Los indigentes no cuentan con techo para pasar la cuarentena, además no tienen identidad y por lo tanto carecen de  servicios de salud.

Ellos se convierten en uno de los grupos más vulnerables en esta pandemia del Coronavirus.

Las autoridades saben que hay personas en situación de calle, pero  no hay presupuesto  para este sector.

Estas personas viven en la calle,  debajo  de un puente, duermen afuera de cualquier local que les cubra de la lluvia, o parques de la ciudad.

Se les puede ver cargando sus pertenencias que forman parte de sus tesoros que van recolectando.

La mayoría de las personas sobreviven   pidiendo  limosna, otros realizan trabajos a un precio  bajo.

En esta pandemia  los indigentes  deambulan por las calles  en busca de comida.

Los indigentes no se lavan las manos constantemente, no utilizan  cubrebocas y  guardan la cuarentena en la calle.

Municipios del sur de Veracruz, aparecen en la lista de la secretaría de salud, con más casos positivos de Coronavirus, los indigentes están vulnerables al contagio.

Entre ellos Coatzacoalcos  con 237 casos positivos y 31 defunciones, Minatitlán 67 casos positivos y 9 defunciones, y  Cosoleacaque cuenta con 27 casos positivos y tres defunciones.

En noviembre del 2019 el  DIF municipal de Minatitlán brindó apoyo a la señora Emily Uscanga Uscanga.

Emily  vivía en la banqueta ubicada en calle Antonio Ortiz Ríos de la colonia Santa Clara de Minatitlán.

 

Al no haber políticas para los indigentes, están  expuestos a la violencia como en noviembre del 2017 en Minatitlan, en el mercado Pino Suárez.

«El Güero» fue víctima  de sujetos que le rociaron gasolina, sufrió  quemaduras de segundo grado y en el 54% de su cuerpo y murió en el hospital.

Los indigentes son los olvidados del país, los invisibles.

En México hay  más 15 millones de indigentes, dato de la La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) .

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *