La tragedia que enlutó a Tatahuicapan; la muerte de una vendedora de pan y de un ex alcalde

Mari Carmen Rosas/ Tatahuicapan, Ver.

Una tragedia que enluta al pueblo de Tatahuicapan, municipio indígena  de la sierra del estado de Veracruz, una vendedora de pan y un ex alcalde, ambos muertos en un accidente.

Dominga vendía pan para alimentar a sus pequeñas

En una humilde vivienda de Tatahuicapan fue velada Dominga Castillo Luis, madre soltera de 24 años de edad, que vendía pan para alimentar a sus dos pequeñas.

La noche del viernes,  Celerino Bautista Luis, ex alcalde de Tatahuicapan, manejaba una camioneta y al  tratar de esquivar a un joven en motociclista se impactó contra una panadería.

Vecinos del lugar aseguran que el funcionario se encontraba alcoholizado, aunque la venta de alcohol está prohibida en contingencia del Covid 19.

El cuerpo de Dominga quedó destrozado entre los fierros de la camioneta y los escombros del local, las charolas y los panes quedaron regadados al lado del cadáver.

La última vez que Flora Luis vio a su hija con vida, fue a la hora de la comida, tiempo que  Dominga aprovechaba para estar un momento con sus pequeñas.

La joven trabajaba de 6 de la mañana a 10 de la noche de lunes a viernes y descansaba los fines de semana.

«Ella compró mojarras, era su comida favorita, así que se las prepare,  vino a comer, baño a las niñas y las peino, la note como desesperada y  agotada,  pero así  regresó a trabajar».

Con el dinero que le pagaban a Dominga proveía para la comida de sus niñas, pero dos horas antes de  terminar de laborar sobrevino la tragedia.

La hija mayor de Dominga observó a su madre en el accidente, aunque  ignora que ha muerto.

Los familia ha alejado a las niñas para no causarles dolor, no saben explicarles que ya no  verán a su mamá.

Pobladores enardecidos bandalizaron el ayuntamiento

La muerte de Dominga  enardeció  al pueblo de Tatahuicapan, y quemaron dos unidades, causando destrozos en las oficinas del palacio y de la comandancia municipal.

Mientras el secretario de educación, Zenyazen Escobar, quitaba del cargo a Celerino Bautista Luis, quién era Director de Educación Indígena en el estado en este gobierno actual.

Celerino Bautista luchaba por su vida en una de las camas de un hospital en Acayucan, desde que ocurrió el accidente, el ex alcalde no había recobrado el conocimiento.

Y debido a la gravedad del accidente Celerino se encontraba a disposición de la fiscalía por Homicidio culposo y lesiones provocadas al motociclista.

Celerino muere en el hospital de Acayucan, familiares no creen en su muerte

Los  ciudadanos de Tatahuicapan se manifestaban  en el lugar donde ocurrieron los hechos.

Después del medio día del sábado  el presidente municipal, Esteban Bautista, daba a conocer  el fallecimiento de Celerino.

Sin embargo los pobladores y familia de Tatahuicapan no creían en la muerte de Celerino, y exigían ver el cadáver.

Aunque en la casa  del profesor  se preparaban para el funeral de Celerino, y ahí también familiares y amigos lloran la muerte de unos de los promotores de la lengua indígena.

Silvestre Castillo Bautista, padre del Dominga dice  no guardar rencor a la persona que causó  la muerte  de su hija.

La preocupación de don Silvestre, es el futuro de Kaory Jaret e Iris Naydelin, de 9 y 3 años de edad, que han quedado huérfanas y desamparadas.

«Amo a mis hijos sin duda son mi mayor tesoro», Dominga Castillo Luis.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *